Quiropráctica: PRÓLOGO A LA EDICIÓN ESPAÑOLA

quirobook

He conocido a algunos quiroprácticos y mi familia ha recurrido a ellos muchas veces, incluso de forma continuada en  algunos casos. Recuerdo que un familiar tenía lo que el especialista traumatólogo calificaba de “codo de tenis”: un dolor  persistente en un codo que no dejaba levantar el más mínimo peso y era causa de mucho sufrimiento, agravado por el hecho de no haber jugado al tenis ni una sola vez en la vida. Pedro Duque, Ingeniero Aeronáutico Astronauta de la Agencia Europea del Espacio

boton_ver_pdf